Ablación

Una nueva opción para el sangrado anormal es la Ablación Endometrial, técnica quirúrgica sencilla y poco agresiva. Ésta permite minimizar el flujo menstrual abundante o prolongado sin necesidad de extirpar ningún órgano y sin dejar cicatrices.

Existen distintos tipos de Ablación, en los cuales se utiliza ultrasonido focalizado, calor, frío, o electricidad para destruir el revestimiento del útero (endometrio).

La Ablación un procedimiento mínimamente invasivo en el cual el endometrio se retira para controlar el sangrado, esta opción no es recomendable si aún quisieras tener hijos.